10 consejos para emprendedoras

Soy madre de familia numerosa, así que la organización de mi tiempo es clave en mi día a día.

"El tiempo es oro" sobre todo cuando hablamos de sacar adelante nuestro proyecto.

La gestión del tiempo consiste en hacer un uso inteligente y bien direccionado de nuestro tiempo para poder lograr alcanzar los objetivos que nos planteamos. Obteniendo así un trabajo más eficiente y que no sea una carga pesada con la que cumplir.

Para ello se requiere de claridad, planificación, paciencia y mucha disciplina. Si estás motivada pero tienes dudas de por dónde empezar,¡no tengas miedo! Confía en ti.

Estoy segura de que has dedicado tiempo y esfuerzo a cosas que no te gustan y que mucho menos amas.¿ por qué no correr el riesgo de hacer lo que te gusta?

Aquí te ofrezco 10 consejos que podrán ayudarte a empezar y planificar mejor tu tiempo.

1. Establece objetivos

En el momento de desarrollar tu proyecto, considera dos aspectos muy importantes

📍diseñar un línea de tiempo

📍establecer objetivos

Esto te dará una idea de cuánto tiempo tardarás en alcanzar lo que buscas, el hecho de establecer objetivos te permitirá concentrar tu energía en lo que realmente quieres.

Estas dos acciones te harán ser mucho más productiva y a organizar mejor tu tiempo.

Haz un organigrama con tus planes a largo plazo y otro diario donde te pongas metas alcanzables y diarias.

Ponte a prueba,realiza antes la más difícil y podrás acabar el resto más tranquila y sin tanto estrés.

2. Crea tu rutina

Crea una rutina diaria que sea funcional para ti y trata de comprometerte con ella, actúa con responsabilidad.

No importa si eres madrugadora o un animal nocturno; ármate con un plan de tareas que puedas cumplir y mantener.

Tu cuerpo responde a una conducta repetitiva, en poco tiempo verás resultados.

3. Evita distracciones

La vida está llena de cosas maravillosas que nos distraen, que en un primer momento nos causan placer y menos trabajo( facebook, tv, whatssap,etc...)

Pero si quieres terminar tu proyecto, la planificación es lo que te va a ayudar.

Hay personas que les gusta poner música para trabajar y otras que disfrutan de una sesión de meditación para ayudar a la concentración. 

Encuentra un sitio tranquilo donde te sientas cómoda para trabajar y que no te distraigas con facilidad.

4. Deja un tiempo entre tareas

Tu cerebro puede concentrarse durante 90 minutos, es vital darle a tu cuerpo un descanso. Es igual de importante para tu productividad.

Tómate un tiempo para ti misma, si te relajas,rindes más. 

5. Pide opinión 

Llevas tiempo trabajando, todo fluye, has adelantado mucho trabajo y de repente te quedas en blanco y te atascas. Ese es un buen momento para rodearte de amigas, pídeles opinión, deja que te regalen comentarios constructivos, que te devuelvan a la dirección correcta. Observa a personas que hacen lo que tú haces, no para copiar pero te ayudará a coger ideas e inspirarte.

6. Dile adiós al desorden

Ya seas de las que vas con tu cuaderno a todos lados o de las que usas el ordenador para todo, asegúrate de mantener todo ordenado y legible. No pierdas tu valioso tiempo buscando aquel papel donde habías anotado el lugar de tu próxima cita.

Tira lo que no te sirva a la basura, organiza tu escritorio, con carpetas, divisiones o etiquetas

7. Los fracasos, no existen

A ninguna de nosotras no gusta fallar. El fracaso forma parte del éxito. Este nos ofrece la oportinidad de aprender de nuestros errores y nos ayudan a crecer.

Infórmate, aprende y si te caes no pasa nada, levántate y cambia tu estrategia pero no abandones tu proyecto. Si te preocupas, te detienes. No temas dar un salto al vacío y comienza las veces que haga falta. 

8. Establece prioridades

Una de las formas más eficaces para mantenerte enfocada en lograr tus objetivos es PRIORIZAR.

Dale una justa jerarquía a tus tareas.

📍crea una lista de tareas pendientes y ordénalas de acuerdo al esfuerzo que suponen. 

Cuando creamos listas tenemos una mejor visión de los objetivos y así podrás determinar qué es más importante.

9. Conoce tus límites

Todas tenemos algo de súper woman dentro, pero aún así es imposible abarcarlo todo.

Habrá momentos en los que aparece una propuesta de trabajo interesante o un proyecto irresistible, por más grande que sea la tentación es importante saber cuándo decir NO.

Hay ciertos sacrificios que debes hacer para alcanzar tus metas. Rechazar opciones de vez en cuando también cuenta.

10. Delega

Tener el control de todo a las mujeres, nos encanta! Pero esto mismo puede provocar un poco de ansiedad.

No podemos hacer todo solas, aunque nos cueste admitirlo. A veces es genial pedir ayuda en aquellas cuestiones que no dominas. Es clave que consideres delegar, esto reducirá tu carga de trabajo y te permitirá estar menos estresada y en consecuencia, más productiva.

Espero que estos 10 consejos te ayuden a organizarte mejor para atreverte a dar el paso de abrir tus alas y ser tú misma.

Si te gusta, comparte.

Un almaabrazo. Diana Fajardo.